Si usted busca un psicólogo, nosotros tratamos.

14 de January del 2017

En adultos.

-          Ansiedad, nerviosismo, tensión muscular, estado de ánimo irritable.

-          Miedo a perder la cordura, o perder el control, miedos a morir.

-          Miedo a tener otra crisis y a sus consecuencias.

-          Cambios significativos de  comportamiento.

-          Depresión, estado de ánimo decaído, falta de motivación.

-          Insomnio, exceso de sueño o somnolencia, fatiga excesiva.

-          Sentimientos de culpa o inutilidad

-          Baja autoestima.

-          Poco nivel de concentración.

-          Pensamientos recurrentes de muerte.

-          Depresión postparto.

-          Estrés Postraumático, situaciones vitales que no han sido superadas. Sueños recurrentes y pesadillas.

-          Obsesiones.

-         Trastornos de la personalidad,

-          Malestar psicológico.

-          Preocupación excesiva, inquietud, impaciencia.

 

 

En adolescentes:

-          Situaciones de malestar, mal humor, irritabilidad.

-          Ansiedad.

-          Preocupaciones por tener alguna crisis, por que se repita o por sus consecuencias.

-          Cambios de  comportamiento.

-          Orientación académica o laboral, búsqueda de alternativas.

-          Problemas de adaptación.

-          Baja autoestima.

-          Poco nivel de concentración.

-          Sentimientos de culpa o inutilidad, desesperanza.

-          Pensamientos recurrentes de muerte.

-          Irritabilidad.

 

 

Personas mayores:

-          Búsqueda de sentido de la vida, sensación de vacío.

-          Sentimientos de inutilidad, de haber perdido las ganas.

-          Mala adaptación a la jubilación.

-          Ganas de morir.

 

 

Ámbito laboral:

-          Orientación laboral, énfasis hacia objetivos, mejora.

 

 

Terapia de pareja.

-         Mala relación de la pareja

-         Celos.